Top model

Andas erguida; y con el dolor que arde en tu piel.
Los pies cortados, por tus finos talones, tus jóvenes dedos también.
Y tus pechos, rajados y mutilados, aplastados
para que quepan en el carcelario corsé.

Y una soga aprieta tus caderas, la soga enrojecida
cual corona de espigas
la corona que parece Cielo y Gloria

Ostentando bellas y blancas sedas
tornándose rojas
y los altos tacones
ruborizándose también

Y vosotros, maestros de marcianas bellezas
sois tan sólo asno, rata
o mejor gusano que se arrastra
gusano cobarde que no quiere llegar a volar
gusano envidioso que necesita alumnas
a las que empalar sus alas
para nunca poder despegar.

Un poema de Margarita Guirao
Pocket

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *